El Pozo, Jacinto y... la vaca


Hello Koolturistas!

Nada mejor que conocer lugares con leyendas sobre sus nombres o historias que podamos contarle a los demás. Este es el caso del Pozo de Jacinto.

Este pozo se encuentra en la Playa Jobos en Isabela. Es muy frecuentado por los curiosos ya que una de las leyendas dice que hace mucho tiempo había un campesino llamado "Jacinto" que llevaba las vacas a comer por esa área. Jacinto amarraba a una de las vacas a su cintura y un día la vaca se asustó por los truenos y corrió hasta caer al pozo llevándose a Jacinto.

"Jacinto, dame la vaca", esa es la frase que gritan los visitantes cuando se acercan a las orillas del pozo. Dicen que cuando uno dice la frase, la marea se agita, o mejor dicho, Jacinto se enfurece y hace que el mar moje a los visitantes.

La otra leyenda dice que la vaca se acercó mucho al pozo, y como Jacinto la amarraba a su cintura, se cayeron juntos al mismo.

No importa cual sea la leyenda correcta, lo que si es cierto es que al gritarle a Jacinto, el mar se enfurece y la marea tiende a subir. Un dato curioso es que hay que decir la frase en español, ya que Jacinto no sabía ni entendía inglés.

Si visitas el Pozo de Jacinto, debes tener mucho cuidado al acercarte al borde, pues es muy peligroso.

El pozo tiene aproximadamente 30 pies de profundidad, no se permite que las personas brinquen hacia el. Por eso hay que tener mucho cuidado cuando se visite con los niños.

Además del pozo, la vista de esta atracción natural es espectacular. Puedes apreciar el Océano Atlántico y ver la playa en su totalidad.

Si te interesa visitar este hermoso lugar recuerda ser muy precavido al acercarte al pozo. El viento es bastante fuerte y las piedras son filosas por lo que recomiendo ir con calzado cómodo. Espero que todos los que lo visiten pasen un excelente día y puedan disfrutar de los hermosos paisajes que nos regala el Pozo, Jacinto y su vaca.

XoXo

-Karlamaría💋

© 2019 Koolturista, INC. All Rights Reserved.